domingo, 15 de julio de 2012

Ricardo Piglia - Blanco nocturno

Desde no hace mucho tiempo, cada vez que encuentro un nuevo blog de literatura leo una reseña sobre la última novela del argentino Ricardo PigliaBlanco nocturno. No es por azar, porque desde su publicación ha recibido nada menos que cuatro premios importantes: el premio de la Crítica del año 2010, el premio Rómulo Gallegos 2011 en Venezuela, el Premio Internacional de Novela Dashiell Hammett 2011 y el premio Casa de las Américas de Narrativa José María Arguedas 2012. Con ese currículum, uno busca encontrarse con un novelón. A mí, sin embargo, me ha faltado mucho para quedar satisfecho.

Blanco nocturno es la crónica de cómo el periodista Emilio Renzi asiste a la investigación policial de Croce por el asesinato de un tal Tony Durán, venido desde Norteamérica a un pueblecito de Buenos Aires para acaparar la atención de todo el mundo, incluso de las hermanas Belladona. Con este asesinato empiezan a desprenderse poco a poco los lazos de una historia familiar, la de Luca y Lucio, la de Sofía y Ada, la de su padre de matrimonio fracasado, que en voz de varios narradores se entrelazan a lo largo de la novela mientras prosigue la búsqueda de un culpable. En este caso, la identidad del culpable, los motivos de su actuación, no son importantes: lo que necesita Piglia es reflejar los vicios de la sociedad que rodea a los personajes.

Me ha parecido interesante la mezcla de voces a lo largo de la narración, pero creo que hay momentos de ésta que tal vez no debieran haber salido a la luz. Con todo, lo que más me ha llamado la atención es ver que mientras el narrador prosigue con su explicación de los hechos, aporta el carácter de crónica con notas a pie de página en las que cita periódicos, declaraciones de personajes o aclaraciones sobre algo recién dicho en el cuerpo del texto, a fin de aumentar la veracidad del relato. La novela se lee muy rápido, con mucha facilidad, pero es cierto que a menudo terminar una secuencia de tres o cuatro páginas me ha llevado a pensar si realmente ha sucedido algo importante. En fin, eran mejores las expectativas, pero al menos ya puedo decir que he buceado entre sus páginas, y que según avanzaba la lectura aumentó el interés.