domingo, 9 de septiembre de 2012

Ramón J. Sender - Réquiem por un campesino español

Hoy voy a hablaros de una pequeña maravilla. Una novelita de apenas cien páginas que guarda dentro un episodio crucial de la historia de España. Una obra que a causa de la censura tuvo que publicarse en México con otro título: Mosén Millán (1953), para luego publicarse con el original, Réquiem por un campesino español (1960). En esta novela Ramón J. Sender nos muestra la España rota en dos personajes simbólicos: un campesino —Paco el del Molino— y un cura —Mosén Millán—. El hombre de las tierras y el hombre de la Iglesia. 

La historia la componen los recuerdos de Mosén Millán mientras espera la llegada de los habitantes del pueblo a la misa de réquiem en honor al alma de Paco el del Molino, un joven que vivió buena parte de su vida junto al cura. Los diferentes episodios —la niñez, los primeros años de ayuda en la iglesia, el matrimonio, los cambios políticos y la muerte de Paco— se intercalan con la impaciencia del monaguillo, que entra continuamente a la sacristía para comunicar que aún no ha llegado nadie. Poco a poco entran en la iglesia quienes consideraban a Paco su enemigo, uno de los cuales se empeña en pagar el oficio religioso. Pero el cura no hace caso de sus comentarios y se dedica a recordar, con sentimiento de culpa, cómo la vida del joven campesino sufrió los reveses de la historia hasta pedirle una ayuda que no acertó a darle. 

Tiene la novela un simbolismo explosivo, ya que sin hacer explícito el tema de la guerra pone toda la información a ojos del lector: vencido por la culpa, Mosén Millán elabora una serie de reflexiones sobre la moral y la obediencia. Su comportamiento representa la actitud de la Iglesia, especialmente en el clímax de la narración, porque hace de la resignación un acto deleznable que le roba la tranquilidad mientras espera el comienzo de la misa de réquiem.

Con una narración sobria, desprovista de artificios, una acción intensa, unos personajes memorables y una crítica feroz al sector religioso, Réquiem por un campesino español es una de las novelas clave para entender buena parte de la guerra civil. Creo que son buenos tiempos para recurrir a ella.

4 comentarios:

Mª Teresa Sánchez Martín dijo...

Lo he leído. Su lectura me estremeció profundamente.Es cierto que, sin artificios, supo plasmar todo el horror de la guerra civil, sobre todo el miedo y la terrible resignación.

Saludos

Carmen dijo...

Tengo muchas ganas de leer este libro. Ramón J. Sender es el autor que hace que uno de los protagonistas de Misión Olvido, de María Dueñas, venga a España a investigar su vida y obra. Y como esta novela me ha gustado mucho, se me han despertado las ganas por este autor...
Muchas gracias por la estupenda reseña, como siempre!
Besos,

Jorge Andreu dijo...

María Teresa, me alegro de que causara en ti ese estremecimiento, porque es para sentirlo. Pese a su brevedad, goza de una intensidad demoledora.

Un saludo

Jorge Andreu

Jorge Andreu dijo...

Te gustará, Carmen. Ramón Sender es uno de los grandes de la literatura española contemporánea. Es curioso cómo una lectura te lleva a otra, verdad? Lo digo por Misión Olvido, que aún no he leído, por cierto, pero que tal vez lea pronto.

Un beso

Jorge Andreu